miércoles, enero 18, 2006

OPINIÓN Y SENSIBILIDAD ANTE LA INMIGRACIÓN

Con este tema tan candente y sobre todo de actualidad desde hace tiempo en España, os dejo un articulo que se publicó en varios medios de comunicacion de este país, así como una poesía que refleja la situacion tan angustiosa de muchos inmigrantes que intentan entrar por nuestras fronteras.
Es un tema delicado pero como os habeis dado cuenta, mi poesia y articulos siempre están basados en la realidad del momento, como observador de este mundo.
Siempre pido Opinión, EN ESTE CASO LA PIDO POR MUCHAS RAZONES, LA PRINCIPAL SABER QUE OPINAN SOBRE EL TEMA DESDE TODAS LAS PARTES DE ESTE PLANETA.
*********************
PUNTO DE RETORNO

¿Es humanitario repeler con la violencia la entrada de inmigrantes?
¿Es humanitario abandonarlos en una frontera, a su suerte, para acabar en medio del desierto?
Estas preguntas que nos hacemos muchos nos dejan un mal sabor de boca todos los días.
Pensamos que a España se entra por muchas vías, desde las pateras y camiones para los mas desfavorecidos a los inmigrantes con más poder adquisitivo a través de medios de locomoción utilizando como excusa sus vacaciones, ¡que paradoja!
Da la sensación que hay categorías entre la inmigración, ¿que opinión tendríamos si cuando llegan las pateras se les volviera a enviar en el momento nuevamente al mar? o cuando se descubre el camión de turno se le obligara a volver lo mas rápidamente posible a su punto de partida.
¿Se puede omitir y ocultar la realidad de un país que hace caso omiso a las aseveraciones internacionales? Que para dar el gran salto final hay 10.000 o 20.000 inmigrantes como aseguran algunos observadores internacionales y posiblemente después nos rasguemos las vestiduras ante tal avalancha. Podemos cerrar los ojos y repeler con fuerza tal fenómeno.
¡Es para pensarlo! la desesperación de parte de una sociedad desfavorecida con unos índices de pobreza tan alarmantes pueden originar un caos de una magnitud desproporcionada. La idea de un mundo mejor, para salir de unas condiciones infrahumanas, puede desencadenar unas reacciones de tal violencia que de poco valdrán las lamentaciones.
La valla solo crea inquietud, tanto a un lado como a otro, sin entrar en consideraciones con nuestro país vecino.

EL LADO DE LA VALLA

Entraremos con futuro incierto
y dejaremos atrás
la lejanía ignorada
entre alambradas
de sombras de noche.

Viajaremos por el desierto
y perderemos nuestra memoria
en los oasis perdidos
de ilusiones olvidadas
bajo una triste luna.

Cruzaremos las estepas
quemadas del sol,
entre el hedor del cuerpo
y húmedas lágrimas
de sal sincera.

Dentro y fuera,
como apatridas
de una sociedad injusta
arrastraremos
el color de nuestra piel.

Nuestro corazón hierve,
pues, condenados estamos
a lo largo
de líneas rectas del camino
entre espejismos del desierto.

Bajo la piel negra
late un corazón rojizo,
hundido en las heridas
buscando un lugar
para descansar.

Y nos preguntamos
en que lado
de la valla estamos,
en el de la crueldad
o en el de la esperanza.

¡Qué irreal es todo!
Un paraíso olvidado
entre velos de noche
y alambradas fantasmales.

41 comentarios:

Elisabeta dijo...

Siempre he pensado que si yo estuviera al otro lado de la valla,si mi familia sufriera,si yo pensará que simplemente saltando existia la remota posibilidad de darles una vida mejor..yo también saltaria esa valla,aunque muriera en el intento,pero la intentaria saltar...No se puede frenar el deseo humano de tener una vida mejor,sabiendo que tan sólo una valla les separa de la miseria a la posible dicha...MIentras no se solucionen las cosas al otro lado de la valla,siempre desearan saltar... y yo también saltaria...

Mawrur dijo...

Hay que asaltar las vallas de las conciencias... con poemas así algún día la alambrada que nos encierra en nosotros mismos nos liberará al mundo como un pais justo.

sonela dijo...

Qué venga uno de esos que tan sabiamente llegó a un puesto dónde su palabra se escucha y él se lucra, y que ponga soluciones viables para el problema de las fronteras.
La pena es que no sé yo si quedan algunos de esos que puedan hacer algo con un mínimo de valor humano.
Un beso.

Gaby dijo...

Este tema me cala profundo, pues yo misma soy inmigrante. Si bien nunca tuve que saltar bardas, caminar desiertos, correr montañas o nadar ríos para cruzar a este país, Estados Unidos, muchos de mis compatriotas mexicanos lo hacen día a día con el sueño de una vida mejor.

Aquí, el tema de la inmigración es tema de todos los días y por de más motivo de controversia. Hay quienes se inclinan por el aspecto humano, pero hay quienes sólamente lo ven desde el punto de vista económico y político.

En parte yo culpo al gobierno de mi país, y por qué no, a la sociedad mexicana en general, por el sistema tan corrupto que nos mantiene en la pobreza y nos hace, a quienes soñamos con más, irnos a tierras lejanas a intentar realizar nuestros anhelos.

Son afortunados quienes nacen del lado privilegiado de la valla; también lo somos quienes logramos establecernos ahí con el tiempo, pero hay millones que no lo son, y ven la posibilidad muy lejana o imposible.

Comprendo que en grandes cantidades la inmigración descontrolada puede desequilibrar tanto la economía como la sociedad de un país, por eso pienso que la solución está en manos de los gobiernos, y sobre todo de los gobiernos de los paises de donde salen los migrantes.

Saludos desde California

Bohemia dijo...

Son necesarios post como estos que remuevan conciencias y hagan reflexionar...

Intenso

velice dijo...

Creo que tengo una postura muy clara ante la inmigración, pero hay gente que necesita leer cosas como esta para aclararse ^^

Darilea dijo...

Yo, como muchos otros que escriben no pude evitar sentir el dolor
de esas personas que arriesgan su vida buscando el paraiso.
Esto escribí, con tu permiso
te lo voy a dejar:
Caminan descalzos
Con el acongojante llanto desolado.
¿Y en la maleta de mano?
El horror atormentado.

¿Huir....... a dónde?

Con el miedo de compaña
Y el terror en las mejillas
Vagan camino sin rumbo
Por las calles dando tumbos.

Yacen entre los escombros
Vidas....
Recuerdos.....
Y la amargura en los hombros.

Oscuridad en el sendero
Tallo sin flores y espinos
Maldición desde ese cielo
Antes de azul y arco iris
Hoy de crespones vestido.

Creo recordar que postee la misma fotografía.
El 11/11/05

Elena dijo...

No diré nada en extenso, porque estoy cansada, pero cualquier ser humano se conmueve o remueve con algo de información real, es espantoso. Buscando oportunidades dichosos los que pueden entrar a un país por vías lícitas, quienes ingresan a tierras ajenas catalogados ya de ilegales no tienen fortuna y son discriminados, se ve en mi país con muchos peruanos, sufren humillaciones y explotación más aberrante, diferenciándose tratos por su lenguaje más respetuoso, su piel más soleada y actitud más sumisa. Es triste, sin duda, lo es para los pobres de esta cuna lo es más con hostilidad fría a con aquellos que atraviesan la línea árida de nuestro norte.

munieca dijo...

Sabés, en mi país, está lleno de inmigrantes: paraguayos, bolivianos, peruanos...yo misma soy descendiente de inmigrantes, de italianos...
El año pasado estuve haciendo un proyecto de investigación sobre como se integraba a niños extranjeros en las escuelas de aqui, argentinas...
Ya te imaginarás...no hacen nada por mantener sus costumbres, sus creencias..lo mas importante aqui es argeninizar. La premisa pareciera ser: que entre el que quiera, pero aqui solo hay argentinos.

Lo expresas muy bien a todo esto en tu poema.

Saludos!
:)

palabraserrantes dijo...

Todos somos interdependientes en este mundo nuestro, en rápido proceso de globalización, y debido a esta interdependencia ninguno de nosotros puede ser dueño de su destino por sí solo. Hay cometidos a los que se enfrenta cada individuo que no pueden abordarse ni tratarse individualmente. Todo lo que nos separe y nos impulse a mantener nuestra distancia mutua, a trazar esas fronteras y a construir barricadas, hace el desempeño de esos cometidos más difícil. Todos necesitamos tomar el control sobre las condiciones en las que luchamos con los desafíos de la vida, pero para la mayoría de nosotros, ese control sólo puede lograrse colectivamente.
Aquí, en la ejecución de esos cometidos, es donde más se echa en falta la comunidad; pero es también aquí, para variar, donde está la oportunidad de que la comunidad deje de echarse en falta. Si ha de existir una comunidad en un mundo de individuos, sólo puede ser (y tiene que ser) una comunidad entretejida a partir del compartir y del cuidado mutuo; una comunidad que atienda a y se responsabilice de la igualdad del derecho a ser humanos y de la igualdad de posibilidades para ejercer ese derecho.

Zigmunt Bauman, autor de "Modernidad líquida"

En la era del individualismo más aberrante, lo único que nos puede salvar es la empatía y la solidaridad tanto como el respeto por el otro. Cuestión que a los que manejan los hilos del poder poco les importa.
"Divide y reinarás",famosa frase.
Paradójicamente ese capitalismo salvador derrumbador de "muros", está repitiendo desde sus mismas entrañas los actos llamdaos barbáricos de otras épocas. Construyendo otros por doquier.

Ojalá retorne la época en la cual la voz de los poetas arrojaban más luz sobre el mundo que cualquier medio o teórico. ojalá tomemos conciencia de que todos somos seres humanos.

Alas al Viento dijo...

He leído detenidamente este fuerte post, hay muchas aristas por donde tomarlo, la parte humana, la crueldad por la que pasan aquellos que se atreven a pasar la valla. He visto el problema muy de cerca, viviendo en una ciudad fronteriza con Perú y Bolivia, aquí hay muchos inmigrantes, trabajadores agrícolas y del área doméstica como empleadas o asesoras del hogar, que dejan su país por buscar mejores oportunidades de ingreso económico para sus familias, algunos indocumentados, otros pagando los impuestos y leyes sociales. El problema es mayor, muy difícil de poner freno si no hay una posición firme de los Gobiernos. No soy ducha en política, sin embargo haciendo una apreciación generalizada ambas partes tienen razón, los inmigrantes por querer mejorar y aspirar a mejores perspectivas de vida y el país al que ingresan, ya que de alguna forma privan de empleos a otros. Cualquiera sea el que tiene la razón no estoy de acuerdo con la crueldad por la que muchos de ellos se ven enfrentados. También lo he visto en Miami, donde llegan millones de inmigrantes a buscar mejores pasares. Un tema para los Gobernantes, si los países del cual salen tuvieran una mejor economía, quizás serían menos los que intentarían pasar la valla, es posible?. Tú poema refleja la realidad de ambas caras de la moneda.

Pansy dijo...

Hola Roberto ..
La verdad es que tu post es muy reflexivo, la inmigracion es como una suerte de loteria ...
Y la verdad no se sabe si la busqueda de la oportunidad te lleva realmente a estar mejor o peor o como dice tu hermoso poema:
Y nos preguntamos
en que lado
de la valla estamos,
en el de la crueldad
o en el de la esperanza.

Muy bella poesia ...
Gracias por visitarme siempre...
Un abrazo fuerte!
Pansy

alma dijo...

Es realmente duro y preocupante. Hace un tiempo toqué el tema en mi blog, aunque de otra forma, porque ciertamente es algo que me deja sin palabras, ahí te dejo el enlace:

http://almablog.blogspot.com/2005/10/morir-tan-cerca.html#comments

"Soy una raya en el mar,
fantasma en la ciudad,
mi vida va prohibida,
dice la autoridad."

Manu Chao. Clandestino

Anónimo dijo...

Amigo, cercano y lejano...cercano por que naci en zaragoza y lejano ya que un día emigre a un pais centro europeo. Transcribo las palabras de un articulo de Luis María ANSON, que en su día me quitarón el sueño.

He defendido cien veces las ventajas de la inmigración, mil veces la necesidad de que sea legal y controlada. Pero estoy a favor de los negros que se han desgarrado en las vallas de Ceuta y Melilla en busca de pan y libertad. Vienen del África yoruba, del África bantu, del Áfica prieta y del alma. Han dejado atrás las raices profundas, la pisada negra en la selva. Han regado de sudor, tal vez de sangre, el arrozal dolorido y el dolorido corazón de la madre lejana. Han atravesado las junglas y los desiertos. Han sufrido, en fin, el hambre y la sed, el frio y el ardor, ay, negro agredido, negro insultado, escarnecido negro, náufrago de patrias, peregrino de la desolación, hasta llegar alas alambradas y los espinos de una nación que se habrió a todas las razas y a todos los horizzontes.
Por eso a ti, inmigrante negro, centinela negro, yo te pido que no me mires con ojos heridos de odio, pues estuve a tu lado, soldado oscuro carne para morir, en Vietnam cuando el vietcong, se arrastraba hasta ti con el machete entre los dientes para dejarte tendido sobre la tierra extraña, con un puñado de rosas rojas en el vientre y los ojos helados de vidrio, abiertos contra el cielo. Servías, negro, para morir por los Estados Unidos de América. No servías apenas para vivir en los Estados Unido de América.
Yo te vi, también, negro desangardo, con las visceras esparcidas sobre la hierba joven, en la guerra del Congo, en tu África liminar, tierra primera, cosmos engendrador, donde perdiste un día el saludo del rocío. Llevo, negro, tu dolor en el alma. He estrechado las manos de tu padre Léopold Sédar Senghor y he leído los versos de piedra de Aimé Césaire y Diop. Escribí las mejores letras de mi vida sobre la Negritud. Eres el hombre-hambre, el hombre-insulto, el hombre-tortura pero en verdad, en verdad te digo que florecerán de nuevo las espigas sobre tus campos oscuros. Ay,dulce raza, hija de sierras, estirpe de torre y de turquesa, ciérrame los ojos ahora, antes de irnos al mar, de donde vienen los dolores.
Quisiera, negro de las alambradas de Ceuta y Melilla, que te quedaras en España, que se te curen alas heridas de las vallas de espinos y las del alma y decirte los versos de Neruda que hablan del manantial,...déjame hundir las manos que regresan a tu maternidad, a tu transcurso, rio de razas, patria de raíces, tu ancho rumor, tu lámina salvaje viene de donde vengo, de las pobres y altivas soledades, de un secreto como una sangre, de una silenciosa madre de arcilla.

Creo, paisano, que poco más se puede decir.
Suelo pecar de pesado.
francisco

Luunna dijo...

Roberto me puedes decir donde exactamente esta esa valla? Te cuento a mi me parece que de alguna manera hay que legislaz en el tema, si no va a explotar como en Francia, pero ademas hay un pero,SE LES OLVIDA A LOS ESPAÑOLES CUANDO HUYERON en la primera guerra en la segunda, en la dictadura de Franco, hacia America que venian en barcos llenos de ellos, como fueron recibidos, es cierto los tiempos cambian, pero nunca los devolvieron.
Me pone mal el tema, pero hay que hablarlo.
Un saludo cariñoso
Luunna

La Libélula dijo...

Hola Roberto! Que condición más terrible y humillante la de la clandestinidad llena de abusos y riesgos vitales... Los inmigrantes no son sólo cifras que aumentan alarmantemente día a día, son seres humanos buscando ayuda y nuevos horizontes.

Cariños!!!

Yvette
La Libélula

Unda dijo...

Hya una canción preciosa sobre este tema que me la canta a menudo Alberto Cortez "No me llames extranjero", si tienes tiempo escúchala, sabrás mi opinión por ella.
Un beso

Darilea dijo...

Hola Roberto por un error ayer te comente con una poesía equivocada
ya que esa era dedicada al stnami
esta es la poesía que publiqué en mi antiguo blogs:
http://blogs.ya.com/darileafantasea/200509.htm

Degollada ilusión
de sueños rotos
ultimo vahído de una esperanza
truncado el camino de una nueva vida
desgarrado el aliento
de anhelada quimera.

Prendido en la valla
yace la tristeza.

Se remueve el aire
cada anochecer
y una luna negra
los ve fallecer.

El silencio inunda
el llanto callado
de unos ojos perdidos
jamás encontrados.

Vanamente enjugo
tu dolor conmigo
mi dolor se seca,
en vergüenza ajena
al ver en un llanto
colgando en girones
la vida sajada
en una alambrada..

Día30/Septiembre/05
Perdona el error, soy un despiste.

natalia (cenicienta) dijo...

preciosa poesia, y tienes toda la razon. Pero yo q vive en el lado español de la valla sé lo dificil q es... q a veces no es q no queramos es q no podemos. En ceuta no cabe más inmigrante y si pasan, se quedan y el problema es q el resto de España no se hace cargo.. y se les "amontonan" como paquetes en mi ciudad.. con los consecuentes riesgos: epidemias, estar mal atendidos, y por supuest sin sitio. Pero es q mi ciudad no da abasto para más y España se quita un poco del problema.. Cuando vivimos avalanchas la tensión se palpa en el ambiente.. Y es duro y entiendo a los pobres inmigrantes, pr tb a las personas q han mandado a hacer su trabajo (no dejarles pasar) y q muchas veces tb salen heridos.. Esos militares, guardia civiles o policias nacionales tb tienen familias q se preocupan por ellos y no duermen esperandolos de noche a "este lado de la valla".. besos y espero q entiendas mi opinión

Efímera dijo...

Hola...llegue a esta pagina a traves de un comentario tuyo, me encanta como escribes , y es un halago que te halla gustado mi poesia.... , aqui en Chile , el tema de la inmigracion esta adquiriendo cada vez mas importancia. Por razones politicas y economicas los chilenos eramos gente que emigraba en grandes cantidades a europa y a estados unidos , ahora ...una gran cantidad de argentinos y peruanos han inmigrado a nuestro pais...de a poco la discriminacion va tomando fuerza. Creo que no se puede construir una valla , pero tampoco se puede dejar el camino totalmente libre, en Santiago de Chile el centro de se esta sobrepoblando de gente cesante y sin hogar, hay que lograr que sea un proceso controlado; es un tema complicado.

Saludos desde el sur del mundo
Efimera

Luunna dijo...

Roberto leia en otro blog, en este momento no me acuerdo, pero ahora
en España que tanto miran en menos a los imigrantes,los bancos que
antes ni entrar los dejaban, ahora que se dieron cuenta cuanta plata
mandan estos inmigrantes a sus paises, dijeron NO, pero es mucha el
dinero que mandan nosotros no queremos quedarnos fuera del negocio
antes solo la WESTERN UNION y otra hacian transferencias de dinero
al extranjero, pues estos bancos (que la cifra que te menciono pagaria
toda la deuda externa de sudamerica)ahora si los admiten, entonces
si los admiten para que manden sus remesas de dinero a sus paises de
origen (tu bien sabes que lo hacen por el porcentaje que cobran por
remesa) porque no los legalizan?
Todo un tema, un abrazo Roberto desde mi tierra calurosa en estos
momentos que tengas un lindo fin de semana
Luunna

PD: TE DEJO EL LINK DONDE LO LEI
http://laotraorilla.blog-city.com/ Y EL COMENTARIO ES
LOS BANCOS HACEN GRAN NECOGIO CON LOS EMIGRANTES/

ANTOINE dijo...

DEMASIADA DEMAGOGIA BARATA!!!!

fgiucich dijo...

El lado de la valla, ese lugar inalcanzable para estos seres que terminan agarrados a las alambradas como moscas en la telaraña. Saludos.

Marian dijo...

La poesía es preciosa,gracias por compartirla. El tema es complicado, pero solicitas mi opinión y voy a ser breve... por alguna razón que desconozco,mi verdad está al lado de los que ya no les queda más que la esperanza.
Un abrazo

Gab dijo...

Yo también soy inmigrante y no tuve que saltar una valla precisamente, pero la mancha de ser inmigrante me la marcaron en la cara los de acá al llegar, te hacen sentir diferente, te dicen que no entienden tu forma de hablar su francés, pero no todos son así, gente separatista hay en todas partes del mundo.

Saludos y muy buen blog.

princesa maryita dijo...

Hola Roberto, estuve de vacaciones pero ahora ya me puse al día leyendo tu blog que siempre me cautiva. Respecto del doloroso temas que tocas, en Chile siempre hemos recibido en todas epocas inmigrantes, algunos encontraron un buen pais para quedarse, sin embargi para otros no cumplio sus espectativas, pero no dejo de pensar que el problema radica en sus propios gobiernos que no son capaces de darles una vida digna y es leguitimo que busquen mejores horizontes, besos

almena dijo...

Me gusta tu poesía comprometida, social, testimonio...

Un beso

francisco dijo...

Escabroso tema, tan antiguo como la misma humanidad.
Me siento dolorido...no ofendido...cuando leo frases como, SE LES OLVIDA A LOS ESPAÑOLES CUANDO..., no! a los españoles no se nos olvida. Los españoles por naturaleza fuimos somos y seremos un pueblo de inmigrantes y emigrantes. Pero, amiga luunna, el problema es más complejo de lo que puede parecer y de dificil solución.
Claro que me duele, y mucho, yo soy un emigrante, vivo en un pais centro europeo.
He visto a esas personas colgadas de las alambradas y es doloroso y vergonzoso. Pero somos culpables los españoles o los habitantes de Ceuta o Melilla de Canarias o de Almeria? no! no creo vamos, Cenicienta da razón de ello.
Un cariñoso saludo.

Anónimo dijo...

Querido Roberto,

Voy a dar mi opinión sobre lo que conozco y se.

El tema de la inmigración, como bien has dicho es un tema delicado y nada fácil de discutir.

En todos lados de España, existen comunidades de inmigrantes, la mayoría de países sur-americanos, del este y africanos.
Por este motivo, podrían causar rechazo, sobretodo en personas conservadoras. Otras, simplemente o sienten pena o nulidad ante situaciones que protagonizan, como la famosa "valla".

Algunas mafias, se aprobechan de ellos, para utilizarlos como "gancho" y si les pillan a ellos robando, vendiendo y demás, se laban las manos y que se vallan por donde han venido.

La conciencia social, no solo debe estar propiciada desde el punto de vista de los que estamos, sino también de los que llegan. Porque no es el primer caso que se da en el ellos también usan su condición de, para seguir viviendo en casas de okupas, aprobecharse de ayudas que se les puede prestar y luego, poner cara de pena.

En conclusión, y esperando no ofender la sensibilidad de nadie,
TODOS (tanto los inmigrantes como los que les recibimos) debemos poner de nuestra parte para hacer una convivencia llevardera.
Un saludo

Wendeling dijo...

Soy hija de emigrantes. Sé lo que es vivir sin tu familia, porque ésta está en otro pais, intentando (como padres que son) labrar un futuro a su hijo. Sé lo que se sufre y por referencias, sé lo que sufrieron mis padres. Más de una vez me gustaría agarrar de las orejas a las personas que se quejan de los inmigrantes, seres humanos igual que nosotros, que sólo pretenden un mundo mejor para sus familias y enseñarles todo lo que pasaron las nuestras para llegar hasta aquí.

Besos de una maia.

reflejos dijo...

Profundo y delicado tema el de los inmigrantes. Trabajo con algunos y he de decir que a veces la integración se hace difícil aunque no imposible. Lo que si me preocupa bastante es que cada vez hay más xenofobia.Lo vivo día a día. No sé donde está la solución pero evidentemente no es cruzándonos de brazos. Los gobernantes deben buscar remedios y poner vallas no es lo acertado.

Saludos y gracias.

Xana dijo...

Soy imigrante y he llorado cuando lei lo que escribiste, me toco y me toca. he estado de ambas caras ilegal despues legal, deportada y otra vez de vuelta....la verdad es que aqui, nos quieren pocos y si tienen una mala experiencia con un extranjero nos ponen a todos en el mismo saco.
Vivo haciendo las cosas siempre correctas no quiero que odien a otros por equivocaciones mias.
Soy imigrantes sin embargo "no me llames imigrante" este mundo despues de lucharlo, me pertenece, me lo he ganado.

Rosa dijo...

Admiro mucho a los poetas, me gusta la poesía, pero no me atrevo a comentarla, me dejais sin palabras. Por tanto paso a dejarme mi saludo, a leer tu post y reflexionar con el y con tu poesía.
Un abrazo

Leodegundia dijo...

Por si no revisas los comentarios de los post atrasados, te dejo aquí el aviso de que aceptando tu invitación visité el de "Castillos".
Un saludo

wari dijo...

mmmm... seres que huyen del mal, tratando de alcanzar el sueño la ezperanza de algo mas humano.
lo que no entiendo es como europa se queja de inmigrantes africanos, entre otros, siendo que ellos mismos (europros) son los culpables de las huidas de cientos de inconformes que parten a la tierra soñada.
europeos se llebaron lasa riquezas de nosotros los sudaca, abasallaron con las culturas ya bien establecidas, con su sistema de vida, sus creencias paganas, inculcaron a sangre el catolisismo, la manera de trabajar por alimento por necesidad material y no por el amor al trabajo a su gente a sus dioses, robaron sus riquezas...etc.
nose... todo esto desencadena un monoton de sucesos, entre ellos la inmigracion.

Medea dijo...

Hola Roberto,

Yo ya opiné hace mucho tiempo sobre este tema, así que te remito a mi blog, a la sección caleidoscopio, y dentro de ella al texto titulado "A este y al otro lado" Esa es mi opinión...

Gracias por visitarme.

Un saludo :)

Medea dijo...

Dejo el link mejor....

...Blog de Karenchi... dijo...

Esta buenismo el blog...siempre es bueno leer con un buen contenido.
gracias por visitarme
besos

leyend dijo...

Es un tema muy dificil.Creo que algo debe,al menos en la mayoria de los casos,haber muy fuerte,no se si llamarlo desesperacion, para dejar su pais, su familia..todo hasta el punto de arriesgar hasta su vida.

Navarra dijo...

Te leo muchas veces, incapaz de comentar tus profundas poesías ("si lo que vas a decir no es más hermoso que el silencio, no digas nada").
Hoy decirte, que me ha sorprendido tu gran talento, al crear poesía de un tema tan profundamente sufrido.
Un fuerte abrazo a tu corazón implicado.

Umma1 dijo...

Es indecible lo que puede sufrir un inmigrante. Lejos de sus costumbres, de sus afectos, marginado en la tierra donde va buscar satisfacer las necesidades mínimas.
Este es un tema que me preocupa mucho. Copié un buen artículo de Silvia Pisani en
http://decontraluces.blogspot.com

Yo me pregunto, si es cosa de fomentar la inmigración a naciones que son de territorios pequeños, o si mejor, no deberían los poderosos del mundo, ocuparse por mejorar las formas de vida en las naciones más desfavorecidas.

Cuando ocurría lo de Melilla, escuchaba que una de las causas del hambre en África es la plaga de la langosta. Por supuesto, las elementales son las estructurales. Pero, yo pensaba,´¿Cómo puede ser que Europa, ahí, frente a África, no ayude en eso,una cosa básica, sencilla?. La langosta hace 35/40 años que fue erradicada.
A mi, ese detalle me pegó fuerte. Como un símbolo del abandono, del desinterés que hay por el semejante.
Encerrarse en las fronteras, negar las diferencias culturales, es además de ignorancia, el comienzo del suicidio de un pueblo.