miércoles, marzo 07, 2012

ABANDONO DE LA QUE ME DÍO LA VIDA

Como golondrina perdida de norte a sur
me quita el sueño volver a mi casa olvidada
ya que enfretarme con su mirada estraviada
enferma mi amarga llama, página de abandono.

Sólo las estrellas son jueces de mi corbadía
con mi palpitar enterrado de frío extraño
ya que prometío un dia mi cordura,
la blanca cigueña de ida y vuelta cada año.

Hay un suspiro entre espinas de un rosal mutilado
que no me deja vivir cada aurora
ya que su recuerdo me estremece
entre el marchitar de las hojas del otoño.

Si mi dolor lo dejo en manos del relog
y saetas de oro blanquean mi decisión equivocada
vagaré por la niebla del olvido
y si no, descubriré el camino de la luna errante.

Una vez más, navegaré con velas de lino y satén
como sirena arrancada de blancas playas
para mirar de frente los ojos que me dieron vida
y que me enseñaron a ser celeste,
dormido con sonetos de cuna.

Volver. Volver,
y volveremos a sonreir de la mano
que un hijo vuelve a encontrar el camino
olvidando su mirada extraviada
entre perlas y diamantes cada amanecer
de mi existencia, cruel de olvido..

Roberto Pac
Poesía registrada

6 comentarios:

GaMyr dijo...

Hay dolores que duelen muy profundo en el alma.

Marilyn Recio dijo...

Preciosos versos!

Una vez más, navegaré con velas de lino y satén
como sirena arrancada de blancas playas
para mirar de frente los ojos que me dieron vida
y que me enseñaron a ser celeste,
dormido con sonetos de cuna.

Marinel dijo...

A veces se pierde el norte,pero el amor de una madre es la mejor brújula para orientarse.
Besos.

Cristina dijo...

De verdad que deleita la vista leerte.
Una maravilla Roberto, te felicito.
¿No tenés más video recitando? Estaría bueno publicarlos, a mi me gustó mucho verte recitar.
Te dejo un fuerte abrazo y mil gracias por tu visita a mi rinconcito.

Cristina dijo...

De verdad que deleita la vista leerte.
Una maravilla Roberto, te felicito.
¿No tenés más video recitando? Estaría bueno publicarlos, a mi me gustó mucho verte recitar.
Te dejo un fuerte abrazo y mil gracias por tu visita a mi rinconcito.

Sara O. Durán dijo...

que triste el sentimiento inspirador de estas letras.
Un abrazo fuerte.