viernes, diciembre 09, 2005

EL DESPERTAR DEL VOLAR

Os dejo este poema que le tengo un gran cariño,OPINAR HACERME EL FAVOR, ya que como he dicho, lo escribí con mucho....

EL DESPERTAR DEL VOLAR
Desperté mis ansias de volar
y al viento me dejé llevar.
Busqué
en los confines de la lejanía,
donde
el cielo se junta con el mar
en un avergonzado maridaje,
de contradictorias pasiones
en mis melancolías.
"Desperté mis ansia de volar
y al viento me dejé llevar".
Despertaron
en mí...
las ansias de volar.
Me acerqué sin rubor al rumor
de olas embravecidas,
donde sirenas lujuriosas
excitaban con sus dulces cantos
mi volar.
Desperté,
en el despertar de los vientos
para tratar de poner fín
a tan larga melancolía
de mi ser.
"Desperté mis ansias de volar...
y al viento me dejé llevar".
Desperté...
y desperté.
Meció el viento mi lenta agonía
en un claro maridaje
de cielo y agua.

16 comentarios:

Delacroix dijo...

Vuelvas siquiera una vez

al sueño abandonado.

El despertar quizás depare

un horizonte


...

al alba.

Trini dijo...

Echar a volar es lo que todos ansíamos. Algunos tardamos más en desplegar las alas, otros vienen de vuelta.

Un poema precioso que, a mi entender significa la libertad que sentiste en tu alma cuando lo escribiste.Quizá la liberación de algo que te aprisionaba.

Un abrazo

3L_b4g0 dijo...

Se siente la pasión por los despertares... como quien recuerda que dormir es como la muerte y despertar como volver a nacer, renacer...

Saludos desde la locura

Bohemia dijo...

Precioso poema...

Y gracias por su visita a mi blog y or los comentraios que me ha dejado, pequeñas huellas que me has traido aquí...

Nos leemos!!!

Inés dijo...

Tormentoso de verdad, aunque bello.

Saludos

Natalia dijo...

Con este poema me he sentido bastante identificada porque yo también tengo esa sensación. Me gustaría volar para conocer otras cosas. Demás pienso que al volar uno se tiene que sentir más libre. Cuando pierda el miedo aprenderé a volar en parapente.

DesdemonaRabbit dijo...

que curioso. anoche soñé por primera vez en mi vida que podía volar.:

mi vuelo de gallina.
pero volaba hacía El.
le ví sentado en su trono de oro, al fondo del bosque, y cuando me vió, abrió los brazos y yo subí, por los piés, por las rodillas, hasta su corazón con mi vuelo bajo.

soy una querubina.

mi Señor sólo quiere amor.

perdona tanto orgullo, por tan sólo un par de alitas.

Mentacalida dijo...

Abre la puerta de tu alma,deja que el viento te lleve al camino no andado,renuncia a la melancolía,subete a tus alas dormidas y vive!...intensamente la vida.
Besos.

palabraserrantes dijo...

Gracias por tu paso por mi blog. Ahora llego al tuyo y me encuentro con un poeta, mientras yo apenas dejo girones de sensaciones hechas cuerpo en torpes palabras. Será cuestión de desplegar alas y animarse a dejarse llevar por el viento...
Un saludo

Unda dijo...

Gracias por tus palabras y tu visita.
Mecida entre las olas de tu hermoso poema me quedo...volando con mis sueños.
Un abrazo.

alma dijo...

La nostalgia mueve muchas cosas, entre otras la necesidad del maridaje, bonitas parejas
;)

viollacea dijo...

Fantástico despertar entre el cielo y el mar!


Me alegra que te haya gustado y que te lo quedes :)

princesa maryita dijo...

Hermoso poema, gracias por tus palabras en mi blog y por darme la posibilidad de conocerte

picho dijo...

ay la poesía!...si todos trataran de hacer bellas las palabras que salen de sus bocas?...tantos problemas que se ahorrarían...

picho dijo...

a todo esto..me gustó harto el ritmo de los versoso...como fluían y marcaban los timepos de la lectura..apurando las frases ya leídas y dándole importancia a lo nuevo..resaltando lo ya dicho.

Elisabeta dijo...

Delicioso...