jueves, diciembre 01, 2005

HORMIGAS

En el silencio del valle,
sólo se escuchaba
el ir y venir de hormigas
en formación desigual.
En el silencio del campo,
tristemente,
se cernía sobre el trabajo
la muerte cercana.
En el silencio de la hierba,
pájaros de pico largo
alimentaban sus estómagos
de inquietas hormigas.
!Qué silencio susurraba
al final del día!
que en mi embargaba
la triste realidad.

1 comentario:

DesdemonaRabbit dijo...

me encantan los caroñeros de mis putridos deseos.
a ver si les das más fuerza a estos animales de la muerte, que la necesitan!
y que les hagan un funeral!
que me encantan los funerales!!!!

a ver si me entiende!

cuentame un cuento de serpientes, y buitres, y tigres de grandes fauces! que vengan, y se traguen a todos los malossssss!