jueves, noviembre 24, 2005

EPITAFIO


Hace unos dias, leí un epitáfio en el Camposanto de Huesca, o los transcribo literalmente con una poesía que me salió del corazón.

Si algún dia muero,
no llores por mí,
sino rosas quiero
adornar mi dormir.

Si algún día
dejo de ver el sol,
no llores por mí,
pues embriagado estoy de luz.

-Y si algún día muero,
déjame un hueco
en el recuerdo
de tu corazón herido.

Es una poesía triste, pero no quita que está llena de sentimientos y esperanza.

1 comentario:

DesdemonaRabbit dijo...

me recuerda mucho La Martiniana..y Lila Downs con su increhible sentimiento..

Niña, cuando yo muera
No llores sobre mi tumba,
cantame un lindo son ay mamá,
cántame la sandunga.
No me llores, no, no me llores, no,
Porque si lloras yo peno,
En cambio si tú me cantas
Yo siempre vivo, yo nunca muero.
Lucero de la mañana,
El rey de todos los sones,
Canta la Martiniana: ¡Ay, mamá!,
Que alegre los corazones.
Si quieres que no te olvide,
Si quieres que te recuerde,
cantame un lindo son,ay mamá,
música que no muere.
No me llores, no, no me llores, no,
Porque si lloras yo peno,
En cambio si tú me cantas
Yo siempre vivo, yo nunca muero.

un abrazo a mi negrito.Dez